Teléfonos: +34 93 11 55 111 / +34 672 21 23 16

Los términos Paraíso Fiscal y Offshore

PARAÍSO FISCAL

Un paraíso fiscal es un país, estado asociado, territorio, jurisdicción, dominio o régimen legislativo especial que tiene un sistema tributario que exime o reduce considerablemente del pago de impuesto a los inversores extranjeros.

Típicamente, conviven dos sistemas fiscales distintos en el paraíso fiscal en cuestión: el sistema fiscal del propio país, en el que los ciudadanos y empresas residentes en él están obligados al pago de impuestos, y el sistema fiscal que gozan los extranjeros a ese país, de nula o baja tributación.

La ventaja fiscal es la característica básica y esencial de los paraísos fiscales, pero también debe cumplir con otras características o ventajas para ser considerado paraíso fiscal, pues si únicamente se goza de la ventaja fiscal, podría tratarse simplemente de un territorio de baja tributación.

 

Para poder considerarse paraíso fiscal, deben reunir otras cualidades:

1. Confidencialidad. Los datos personales de propietarios y accionistas no figuran en registros públicos.

2. Secreto bancario. Los datos de los titulares de las cuentas y empresas únicamente se facilitan en caso que las autoridades los requieran por claras evidencias de delitos graves.

3. No haber firmado un tratado con otro país para la cooperación en intercambio de información bancaria o fiscal.

4. Estabilidad política y monetaria.

 

TÉRMINO OFFSHORE

Definición Offshore: alejado de la costa; mar adentro.

Antiguamente, en el lenguaje financiero, el término offshore se utilizaba para describir cualquier actividad económica que se realizara en el extranjero, lo que en castellano se denomina “actividad extraterritorial”.

Actualmente, el término offshore está restringido a unas actividades en concreto, esas son las actividades económicas realizadas en países extranjeros con beneficios fiscales, secreto bancario, u otras ventajas que no ofrezca el país propio de residencia. Por lo anterior, el término offshore suele coincidir con las actividades económicas realizadas en paraísos fiscales, aunque también se podría dar en un país de baja tributación, por ejemplo.

SOCIEDADES O CENTROS OFFSHORE

Las sociedades offshore son empresas que están registradas en un país extranjero, normalmente un paraíso fiscal, en el que no realizan ninguna actividad económica o comercial, simplemente están constituidas en el país extranjero, utilizan el país como domicilio legal de la sociedad sin llevar a cabo su actividad en el mismo.

 

Ventajas de las sociedades offshore:

  • Ventajas fiscales. Están exentas de la mayoría de impuestos, como el IS o el IVA.
  • Constitución rápida, simple y barata.
  • Una sola persona puede desempeñar todas las funciones de la sociedad, en su totalidad.
  • Administración sencilla y económica: al no tener que pagar impuestos, se reduce las obligaciones fiscales. Tampoco se deben presentar cuentas anuales, por lo que se reducen costos de contabilidad y auditorías.
  • Confidencialidad. Los datos de los titulares no figuran en ningún registro público.
  • Ausencia de normas de capitalización delegada, lo que hace posible constituir una empresa sin desembolsar capital.
  • Libertad de inversión.
  • Posibilidad de redomiciliación en otro país, sin detener la actividad de la empresa.

 

Requisitos para que se considere sociedad offshore:

1. Los directores de la sociedad deben tener su domicilio en un país distinto del que registran la empresa offshore, es decir, deben ser extranjeros.

2. La sociedad no puede realizar su actividad económica en el país que está registrada, si se puede usar mano de obra local.

3. La sociedad no podrá usar el sistema económica del país en el que está registrada en materia de inversión, subsidios ni transferencias bancarias.

Deja un comentario





Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.